Vivian Reyes, una sonrisa como sello de identidad | Clínica Dental Miraflores

Vivian Reyes, una sonrisa como sello de identidad | Clínica Dental Miraflores

Vivian Reyes, odontóloga de profesión hace ya más de 30 años. Propietaria y profesional de la Clínica Dental Miraflores de Moralzarzal, abre sus puertas y su corazón a nuestro pueblo.

Se enamoró de Moralzarzal desde el primer día que lo visitó. Diecisiete años después se siente orgullosa de haber tomado la decisión de afincarse como empresaria en nuestro pueblo.

Vivian-Reyes,-una-sonrisa-como-sello-de-identidad,-Clínica-Dental-MirafloresJF. Si echamos la vista atrás ¿Cómo recuerdas tus inicios profesionales?
V. Como bien sabéis, soy de Colombia donde me licencié en Odontología por la Universidad Javeriana de Colombia. Tan solo ejercí durante un año en mi país, pues tanto mi marido como yo decidimos embarcarnos en la mayor aventura de nuestras vidas. Buscábamos un mejor futuro para la familia que acabábamos de construir. Nos vinimos a España, hace ya la friolera de 28 años… Y aunque no fue fácil, ya que tuvimos que homologar nuestras titulaciones para poder ejercer como odontólogos, la ilusión y las ganas mueven montañas.
Toda la formación adicional y las prácticas, las desarrollé en España y hasta mis hijos nacieron aquí. Hoy puedo decir que tengo una vida plena tanto profesional como personal.

JF. ¿Cuál fue la motivación que te empujó a abrir tu clínica dental en Moralzarzal?
V. La verdad es que fue por casualidad… Mi madre tenía unos amigos que vivían en Becerril y ellos, nos hablaron maravillas de Moral y sin saber muy bien por qué, vinimos a verlo. Enseguida nos enamoramos de su entorno, su vida, sus facilidades de comunicación y vimos la oportunidad de establecernos profesionalmente en un lugar con tal encanto. Han pasado ya 17 años desde que nos instalamos en un pequeño local detrás del antiguo ambulatorio (ahora Centro de Servicios Sociales) y un par de años después nos trasladamos donde estamos ahora (Calle Iglesia 19).

“Moralzarzal es un pueblo lleno de energía”

JF. ¿Crees qué Moralzarzal ha evolucionado en los 17 años que llevas en el pueblo?
V. ¡Por supuesto! Y además muy positivamente. Es un pueblo lleno de energía. Además, he notado que ha dejado de ser un pueblo de verano para convertirse en un lugar de vivienda habitual… ¡no hay donde aparcar!
Es un pueblo vivo, lleno de gente buena y con mucha actividad. Esto no solo es bueno para el pueblo si no que es muy positivo para los negocios que hemos apostado por el crecimiento de Moralzarzal.

JF. ¿Y tu profesión, cómo ha sido la evolución desde que te licenciaste hasta ahora?
V. La odontología es una profesión en la que aparecen nuevas técnicas y nueva aparatología constantemente, por eso tenemos que estar actualizados al 100% como profesionales. Esto es una carrera de fondo, donde no puedes dejar de estudiar, invirtiendo para que nuestros pacientes reciban el mejor servicio.
Tanto mi marido, también odontólogo, como yo, hemos tenido esto muy claro y sabemos que la única manera de poder ser un profesional sobresaliente es evolucionar de la mano de las nuevas técnicas odontológicas.

“Donde me siento más cómoda es en el trato con mis pacientes, conociéndoles personalmente y aportándoles la mejor solución para cada persona”

JF. ¿En qué especialidad te sientes mejor?
V. Yo tengo formación en Odontología General y aunque estamos actualizados en las técnicas más avanzadas, sigo autodefiniéndome como “una dentista de la vieja guardia” trato todo tipo de casos.
En la clínica tenemos todas las especialidades: cirugía, rehabilitación oral, estética den-tal… y tenemos profesionales especializados para cada caso. Pero si te cuento un secreto, donde me siento más cómoda es en el trato con mis pacientes, conociéndoles personalmente y aportándoles la mejor solución para cada persona… bueno, para quien me conoce un poco, sabe que esto o es ningún secreto…
Creo que el verdadero secreto es comprender que los pacientes son personas individuales ante todo y creo que lo más importante es empatizar con ellos e intentar entenderlos.
Un alto porcentaje de personas muestran miedo cuando tienen que acudir al dentista y yo lo entiendo perfectamente pues, aunque el tratamiento pueda ser indoloro, el sentimiento de miedo es traicionero y es difícil de controlar. Creo que esta es una de mis virtudes: mi objetivo principal cuando llega un paciente es escuchar, tranquilizar y ponerme en su lugar. Una vez comprendemos el problema (en todos los sentidos) buscamos la mejor de las soluciones.

JF. Dinos con qué te quedas de todos estos años de profesión.
V. Mi profesión es vocacional. Estudié lo que siempre había querido y no me equivoqué. Como he dicho antes, me siento plenamente satisfecha tanto en lo personal como en lo profesional. Me gano la vida con lo que más me gusta. Interacciono con mis pacientes, muchos de ellos ya amigos y ayudo a solucionar problemas. Les devuelvo la sonrisa a muchos y ayudo a aquellos que tienen problemas hasta para comer… ¡¡qué más se puede pedir!! Me siento bien con lo que hago y contribuyo a mejorar la vida a los demás.

JF. ¿Qué nos puedes contar de tu lado como empresaria?
V. Ser empresaria es un reto y más en los tiempos que corren. Pero yo me crezco ante los retos y aunque duro no deja de ser gratificante.
Es el trabajo con menos descanso que existe… Siempre debes estar ahí y acudir con todas las tareas necesarias para que todo vaya bien. Pero merece la pena. Ahora mismo tenemos tres clínicas: Una en Miraflores, que fue la primera clínica que abrimos. Esta clínica esta dirigida por mi marido el Dr. Rafael Uribe.
Otra de las clínicas es la de Valdemorillo (Valdeclinic) y La de Moralzarzal que es en la que yo estoy al frente.

“Es fundamental hacer revisiones para detectar los problemas a tiempo”

JF. ¿Cómo ves a medio y largo plazo tu Clínica Dental Miraflores en Moralzarzal? (A Vivian se le ilumina la cara y nos contesta con orgullo).
V. ¡Con relevo generacional!
Mi hija Ana María, está estudiando el último curso de Odontología y ya viene con ideas nuevas y frescas que sin duda nos van a ayudar a mejorar el servicio y por supuesto darle ese soplo de aire fresco que es característico de la juventud.
Me siento orgullosa al decir que nuestra Clínica Dental no tiene límites geográficos. Muchos son los pacientes vecinos de Moral, pero también del resto de la Sierra e incluso de Madrid. Creo que podemos pensar que queda Clínica Dental Miraflores de Moralzarzal para rato.

JF. Si tuvieras que darnos un único consejo sobre salud dental ¿Cuál sería?
V. Es fundamental hacer revisiones para detectar los problemas a tiempo. Hay que hacer una revisión cada seis meses o mínimo cada año. La boca es por donde entran nuestros alimentos y esto no podemos descuidarlo. Además, está asociada a otras patologías por lo que es decisivo un buen diagnóstico. La salud es algo que debemos cuidar para tener una buena calidad de vida, pero por supuesto, no podemos olvidarnos del aspecto estético. La sonrisa de mis pacientes es una gran satisfacción personal y profesional.

 

TEXTO: Juan Fco. Albertos. FOTO: Juan Carlos Martínez

 

Clínica Dental Miraflores: Calle Iglesia, 19, 28411 Moralzarzal, Madrid.

Teléfono: 918 42 73 26.

Web: clinicadentalmiraflores.com

13 enero, 2022 / de / en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar